31 de julio de 2020

Un repaso práctico al cumplimiento de las medidas de seguridad e higiene que los centros escolares deberán cumplir para garantizar la enseñanza presencial en septiembre desnuda las carencias crónicas del sistema educativo acumuladas durante años

Los colegios e institutos andaluces cerraron sus puertas el pasado 16 de marzo; un día antes el Gobierno central decretó el estado de alarma para frenar el rápido avance de contagios por COVID-19 que se estaba extendiendo entre la población. El curso escolar terminó sin que las aulas volvieran a abrirse a pesar de que, a medida que se iban superando las fases más estrictas del confinamiento, empresas, bares, terrazas y otros espacios públicos retomaban la actividad presencial tímidamente. El Ministerio dio unas pautas genéricas a las comunidades autónomas para que éstas las desarrollaran en sus territorios el pasado 11 de junio.

..

Seguir leyendo y comentar

Requiere el registro gratuito en la Red Iberoamericana de Docentes, un espacio colaborativo con más de 43.500 docentes