23 de febrero de 2021

Mª del Rosario Mendoza Carretero, Madrid, España. Comunidad de Educadores de la Red Iberoamericana de Docentes.
¿Son reales los resultados obtenidos por parte de los alumnos y de las alumnas en el tercer trimestre del curso académico 2019-2020? Muchos centros educativos optaron por realizar un promedio entre el primer y el segundo trimestre, pero otros otorgaron notas que pueden no asemejarse a la realidad. De ser así, ¿qué consecuencias pueden acarrear estos resultados?

La COVID-19 irrumpió en nuestras vidas, sin previo aviso, cambiando nuestra forma de trabajar, de interactuar los unos con los otros, de enseñar y de aprender, entre otras cosas. Esta pandemia, de un modo u otro, nos obligó a reinventarnos, a buscar recursos y a seguir creciendo personal y profesionalmente.

Una vez más, es necesario centrarnos en el campo de la educación, concretamente en la educación obligatoria, pues esta situación nos obligó a adoptar la modalidad de educación a distancia digital (García, 2021). Sin embargo, no ha sido tarea fácil y a día de hoy continúa suponiendo un reto educativo (COTEC, 2020b).

Si una cosa ha quedado claro es que existen múltiples deficiencias y desigualdades en nuestros sistemas educativos (OECD, 2020). El cierre de escuelas ha provocado que el aprendizaje a distancia sea menos efectivo y no accesible para todas las personas (Pacto Mundial, 2020).

En esta línea, algunos estudios como el presentado por la Fundación Cotec se han hecho acopio de las brechas digitales presentes en la sociedad (2020a), teniendo en cuenta la necesidad de disponer de un ordenador y conexión a internet para recibir educación en línea (OECD, 2020).

II Congreso Iberoamericano de Docentes. Docentes frente a la pandemia

En consecuencia, esta situación “ensancha aún más las brechas de aprendizaje que ya afectaban al sistema educativo español antes de la crisis” (COTEC, 2020b, p.1), tanto para el alumnado como para el profesorado, pues tan sólo el 36.2% del profesorado se siente preparado para utilizar las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) en los procesos de enseñanza-aprendizaje (OCDE, 2019). Esto, junto a otros factores como, por ejemplo, la situación económica de sus hogares, “puede llegar a tener graves consecuencias sobre el fracaso y el abandono escolar temprano” (Espinosa, 2020).

Sin embargo, la suspensión de la actividad educativa presencial, como medidas de contención en el ámbito educativo y de la formación (artículo 9), recogida en el Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, supuso que los alumnos y las alumnas continuasen aprendiendo en sus casas. Esta situación abarcó parte del segundo trimestre y se desarrolló en su totalidad durante el tercer trimestre del curso 2019-2020. 

Ante esta situación, se aprueba la Orden EFP/365/2020, de 22 de abril, por la que se establece el marco y las directrices de actuación para el tercer trimestre del curso 2019-2020 y el inicio del curso 2020-2021, ante la situación de crisis ocasionada por la COVID-19, cuyo objeto se centra en establecer actuaciones a desarrollar durante el tercer trimestre del curso escolar. La quinta de estas medidas y directrices generales se enmarca dentro de la evaluación, promoción y titulación.

Muchos centros educativos optaron por realizar un promedio entre el primer y el segundo trimestre, pero otros otorgaron notas que pueden no asemejarse a la realidad. Según mi experiencia, esto queda reflejado en el rendimiento del alumnado, así como en la preocupación evidenciada por parte de los responsables legales de los educandos, pues ellos mismos indicaban que los resultados que había obtenido su hijo/a en este periodo no se asemejaba con la realidad.

En algunos casos, sus hijos/as pasaron de obtener un 6, en el segundo trimestre, a un 9 en el tercer trimestre. Una situación similar acontece a aquellos que tenían una asignatura suspensa y al concluir el tercer trimestre obtuvieron una calificación de bien.

El conjunto de las evaluaciones de todo el curso se correspondía con la evaluación final de los aprendizajes del alumnado durante el curso 2019-2020 (BOE, 2020) y esto parece no estar en consonancia con la realidad, pues los resultados obtenidos en el primer trimestre del presente curso académico (2020-2021) parecen alejarse considerablemente del tercer trimestre del curso académico anterior.

Ante estos resultados, me pregunto ¿estas medidas han sido las más idóneas?, ¿qué consecuencias pueden acarrear estos resultados?

Referencias bibliográficas

COTEC. (2020a). COVID 19 y Educación I: problemas, respuestas y escenarios. Recuperado de https://cotec.es/proyecto/educacion-y-covid-19/
COTEC. (2020b). COVID-19 y Educación II: escuela en casa y desigualdad. Recuperado de https://cotec.es/proyecto/educacion-y-covid-19/
Espinosa, M.A. (2020). Covid-19, Educación y Derechos de la Infancia en España. Revista Internacional de Educación para la Justicia Social, 9(3e), 245 – 258. https://doi.org/10.15366/riejs2020.9.3.013
García, L. (2021). COVID-19 y educación a distancia digital: preconfinamiento, confinamiento y posconfinamiento. RIED. Revista Iberoamericana de Educación a Distancia, 24 (1), 9–32. http://dx.doi.org/10.5944/ried.24.1.28080
OECD. (2019). TALIS 2018 results. Teachers and school’s leaders as lifelong learners. Recuperado de http://www.oecd.org/education/talis-2018-results-volume-i-1d0bc92a-en.htm
OECD (2020). El impacto del COVID-19 en la educación – Información del Panorama de la Educación (Education at a Glance) 2020. Recuperado de https://www.oecd.org/centrodemexico/medios/EAG2020_COVID%20Brochure%20ES.pdf
Orden EFP/365/2020, de 22 de abril, por la que se establece el marco y las directrices de actuación para el tercer trimestre del curso 2019-2020 y el inicio del curso 2020-2021, ante la situación de crisis ocasionada por la COVID-19. Boletín Oficial del Estado, 114, 29902 – 29918.
Pacto Mundial. (2020). Los efectos de la COVID-19 en los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Recuperado de https://www.pactomundial.org/2020/04/los-efectos-de-la-covid-19-en-los-objetivos-de-desarrollo-sostenible/
Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19. Boletín Oficial del Estado, 67, 25390 a 25400.