22 de junio de 2022

Dra. en Educación. Ana Cerini. Paraná, Entre Ríos. Argentina 

Comunidad de Educadores de la Red Iberoamericana de Docentes.

En post pandemia nos encontramos con muchos alumnos que abandonaron los estudios. Muchos quieren volver, pero no saben bien como hacerlo. Sus trayectorias educativas son discontinuas. ¿Cómo los reinsertamos?

Muchos son los alumnos que en estos dos años debieron abandonar sus estudios, ya que se cerraron las instituciones educativas por Covid-19 que hacía estragos en la población.

Muchos fueron por tener que hacerse cargo de proveer a la economía familiar, al tener sus padres enfermos sin poder trabajar o porque lo que ganaban era escaso para subsistir.

Asimismo, tenemos que señalar que muchos lo hicieron por no tener posibilidades de conexión en las actividades virtuales, que eran la totalidad de las posibilidades. En hogares con varios hijos, todos cursando diferentes niveles educativos, que contaban tan solo con un celular por familia, no podían concretar la conexión a lo virtual.

Es por ello que hablamos de trayectorias educativas discontinuas; interrumpieron las prácticas educativas habituales. Es necesario lograr que sean reinsertados en sus instituciones educativas para continuar sus estudios, pero cuesta muchísimo lograr una reinserción efectiva, e incluso una motivación especial para esa reinserción.

La vinculación constante entre las provincias ha sido importante, ya que muchas se han conectado para ver como desarrollaban esas actividades en esta nueva etapa. El Consejo Federal de Educación efectuó su aporte, reuniendo a los titulares de educación de las provincias para acordar acciones y cubrir las falencias detectadas en el uso de la tecnología a distancia, que pudo observarse durante los años de pandemia.

El programa +ATR de la Provincia de Buenos Aires es muy interesante, ya que ayudan a buscar a los alumnos que dejaron, incentivándolos a seguir estudiando, efectuando un verdadero acompañamiento. Paralelamente se pueden ver comentarios de alumnos que habían dejado, mostrando la alegría de notar que podían insertarse nuevamente, con un acompañamiento eficaz en los turnos opuestos al cursado de las materias.

El mostrar en las redes y en los portales tales comentarios de alumnos que están transitando por situaciones parecidas, ayuda mucho a que otros los imiten y logren la asistencia debida.

Los docentes señalan que han logrado asistir y acompañar a alumnos con trayectorias discontinuas, ver que han recuperado a muchos, pero sabiendo que faltan muchísimos más para lograr alcanzar la totalidad. Lo importante es buscarlos por todos los modos posibles.

No suponer que “están perdidos en los pasillos de alguna villa” y /o “dedicados al narcotráfico” como señaló hace un tiempo la Secretaria de Educación de CABA. Este modo de suponer no muestra calidad, ni caridad docente. Simplemente es descartar y abandonar renunciando a la esencia de ser educador. La alegría de quien es verdaderamente educador por capacitación y por vocación, es ver que esos alumnos están nuevamente estudiando, reinsertados en sus perfeccionamientos educativos, que cuentan con tales ayudas para salir adelante y llegar a graduarse. Esto será siempre agradecimiento de parte de sus alumnos y gran alegría de sus docentes, en todos los niveles del sistema educativo y en todas las épocas y edades.

En el Portal de Educación de mi provincia, Entre Ríos, he observado que han dedicado bastante espacio para capacitar a docentes a transitar vías tecnológicas de educación a distancia, armando aulas virtuales, conferencias, cuadernillos apuntando en todo a ser una capacitación en servicio, que puede estar dando buenos frutos, ya que los docentes previamente debieron enfrentar la situación “ a los ponchazos”, sin nunca haberse dedicado a tales temáticas; lo hicieron a pulmón y dentro de todo, bastante bien. Todo lo que apunte a lograr perfectibilidad en las acciones pedagógicas a desarrollar, siempre resulta con logros buenos y valiosos.

La confección de cartillas para abordar los distintos temas – cual los contenedores de Iberciencia – amplía las diversas perspectivas, tanto de los docentes como de los alumnos. Conocer profunda y claramente las metas a lograr, ayuda a no parar en el brindar capacidad de perfección a los alumnos. Ellos tienen la capacidad, somos los docentes, quienes tienen que ayudar a desarrollarlas, logrando insertarlos en temáticas de la vida cotidiana y otras que, al igual, logren insertarlos suficientemente cual motivo principal, que inste a continuar aprendiendo a ser mejor persona, mejor ciudadano, mejor constructor de una patria grande, libre y democrática, respetuosa de cada quien en todos sus derechos.

Entendemos que armar equipos de asistencia y ayuda a reinsertar alumnos con trayectorias educativas discontinuas, requiere de mayor cantidad de docentes actuando. Todo esfuerzo económico que una provincia o país invierten en educación nunca es gasto sino una muy valiosa inversión, que con el tiempo veremos cual buenísimos resultados.

Así como han actuado las provincias, cada una con sus diversas particularidades, del mismo modo ha ido actuando el gobierno nacional ofreciendo servicios de virtualidad, proveyendo de tecnología gratuita (PC, tablets, notebooks, etc) para los alumnos, al igual que para las instituciones educativas. Los servicios de internet brindados, cada vez alcanzar a mayor cantidad de población Los edificios escolares están siendo renovados en sus estructuras edilicias, tal como se difunde en periódicos locales y amplían la capacidad de acceso en zonas urbanas y rurales, colaborando la TV y radio de las diversas provincias para alcanzar tal mejoramiento. Los eslóganes difundidos en Tv y radio acerca de las posibilidades de lograr educación cada vez mejor, colabora de modo similar para alcanzar las metas propuestas.

Importante es que directivos y docentes cuenten con conocimiento de la realidad plena de su sector, para mejorarla, tanto en su equipamiento, cuanto en las formas de brindar la enseñanza. Pensar siempre en la necesidad de tener como objetivos lo óptimo y lo mejor. Nunca pensar que facilitar la educación ayudará a lograr mejores personas, mejores científicos, mejores ciudadanos. 

Hace poco leía que, en mi provincia, habían resuelto en el Consejo General de Educación, no evaluar con notas más bajas a 4 para el nivel medio, para no “obturar a los alumnos” en sus procesos de aprendizaje. Entiendo que eso es nivelar para abajo; en todo momento es mucho mejor nivelar para arriba. Evaluar con la verdad y buscar formas de seguir el proceso de aprendizaje, es lo que corresponde. Cuando esta decisión se conoció efectuó un revuelo general, que tuvo que desentrañar el gobernador, que ha sido docente universitario, quien solicitó al CGE la dejara sin efecto, ya que no la veía como buena, ni eficaz.

Me alegró tal decisión, ya que no siempre las notas bajas “obturan” el aprendizaje, sino que pueden efectuar un discernimiento para mejorar. Aquí es el docente quien tiene que tener la palabra con tales alumnos, mostrándoles que pueden mejorar con un poco de esfuerzo y dedicación. Vincular a los alumnos entre sí para desarrollar evaluaciones grupales personales entre ellos, así el grupo puede señalar opciones valiosas de mejoramiento. Si dejamos pasar a todos sin exigirles nada, no lograremos mejoramiento, sino más bien un aplastamiento en las perspectivas personales de sus alumnos. Siempre aspiremos a lograr grandes cosas y grandes obras, y con alegría veremos que grandes resultados vamos alcanzando. Sobre todo, teniendo en cuenta que mis alumnos cuando ingresaban a primer año de la FCVyS no sabían discernir entre ideas principales y secundarias, no sabían discernir entre épocas históricas, confundiendo autores de la antigua Grecia como propios del siglo XVIII. Es necesario aclarar que lo señalado acontecía ya antes de la pandemia.

Al mismo tiempo, es necesario que tengamos presente que muchos alumnos han regresado a las instituciones educativas con trastornos alimentarios, ansiedad y ataques de pánico. 

Para ello, las psicólogas escolares pueden ser de gran ayuda para lograr solución a tales situaciones, que aparecen como consecuencia de los encierros por la pandemia, el temor a tener contagios dentro del hogar, o entre sus compañeros o amigos, y/o muertes acontecidas sin poder despedir a sus seres queridos, como sucedió en muchísimas oportunidades.

Los efectos psicológicos suelen ser bastante complejos, debiendo recurrir a las conversaciones con especialistas destinados, de manera particular o colectiva, e institucional. “La pandemia arrasó con muchas cuestiones emocionales además de económicas y hay que estabilizar esos dos años” (Página 12, El País, 4/4/22, pag.2).

Sólo teniendo en cuenta estas reflexiones, especialmente el buscarlos, aunque sea de a uno, podremos recuperarlos; no estoy proponiendo una práctica nueva: antiguamente los docentes de escuelas primarias, ¡¡¡¡lo hacían dentro de su radio censal!!!!