8 de abril de 2021

Dra. María Carmen Buelga Otero. Buenos Aires. Argentina. Comunidad de Educadores de la Red Iberoamericana de Docentes.
Ante esta verdad, preguntamos como educamos en situaciones de emergencia que la pandemia a nivel mundial nos presenta.

Transitamos una situación a nivel mundial no esperada que nos lleva a cambios personales, familiares y sociales que nunca se pensaron, pero estos tienen una influencia muy importante en la vida cotidiana, que nos lleva a pensar y reflexionar sobre los nuevos escenarios que transitamos. Es la educación un factor necesario de analizar, así podemos considerar la eficiencia y eficacia de la innovación a la que debemos incorporar.

Un factor esencial en esta etapa es la tecnología informática, la que es incluida como la herramienta esencial para seguir educando. Esta es un fenómeno colectivo, o sea, es algo que desarrollamos en grupo y no como individuos aislados, pero en forma remota, lo que es necesario incorporar cambios en los docentes, alumnos, familia y sociedad.

II Congreso Iberoamericano de Docentes. Docentes frente a la pandemia

Sabemos que la sociedad del Siglo XXI debe ser entendida con el mundo digital, ya que la mayoría de nuestras actividades dependen de la tecnología y al proyectar el futuro lo realizamos en clave tecnológica. Por ello, al momento de implementar la educación dentro de este nuevo sistema debemos analizar los efectos que pueden surgir del distanciamiento entre el docente y sus alumnos, como entre ellos mismos.

La socialización que la presencialidad genera en los alumnos de los diferentes niveles formativos entre sí, con los docentes y la estructura educativa es abandonada al realizarla en forma remota. Esto nos lleva a implementar nuevas formas de pensar y actuar, masificando a los alumnos y no teniendo en cuenta las individualidades y particularidades de cada uno de ellos.

Por eso expresamos que el ser humano es único e irrepetible y aprendemos de forma diferente cada uno de nosotros. Y esto lo podemos expresar desde la Teoría de las Inteligencias Múltiples del psicólogo estadounidense Howard Gardner, la propuesta es el reconocimiento de la diversidad de habilidades y capacidades que se tienen. Esto nos lleva a considerar que lo presencial es el aporte más importante para la trasmisión de los conocimientos, reconociendo las múltiples formas en que cada alumno incorpora los mismos y el docente como estimula en forma individual a cada uno de ellos. Los docentes también están sometidos a cambios que hasta hace un tiempo serán impensados, ya que serlo a distancia por medio de la tecnología genera nuevas formas de expresión y vinculación, también no estar seguro de como los alumnos están prestando atención, el interés que tienen por la temática y si entendieron la misma, para seguir abordándola.

Todo es complejo y muchas veces hay confusión en la forma de impartir los conocimientos, dada las nuevas instancias para hacerlo, lo que lleva a considerar la importancia de la vuelta a la educación presencial de las niñas, niñas, jóvenes y adultos que participan de la misma. 

La pandemia generó múltiples situaciones que cambiaron las formas de pensar y realizar las actividades en la sociedad y la escuela es un factor fundamental para considerar al ser humano único e irrepetible en su desarrollo personal y familiar, dado que este es el construye con valores sociedades más igualitarias e inclusivas.