15 de julio de 2020

Hace unas semanas el Proyecto Atlántida hacía públicos los datos de un estudio que realizaron entre abril y mayo para conocer la opinión de las familias y el profesorado sobre cómo se estaban desarrollando los aprendizajes durante las semanas de confinamiento.

No eran especialmente alentadores. Aproximadamente un tercio de las chicas y chicos no pudieron seguir el aprendizaje a distancia. Es, al menos, la opinión de los 3.700 profesionales de la enseñanza que contestaron. Un porcentaje muy similar (25%) de familias (5.900) reconocieron dificultades de diferentes tipos para conseguir que sus hijas e hijos siguieran aprendiendo de una forma óptima. Unos porcentajes que contrastan con el 10 o 12% que reconocían desde el Ministerio de chavales que no tenían acceso a las tecnologías necesarias para permanecer conectados.

..

Seguir leyendo y comentar

Requiere el registro gratuito en la Red Iberoamericana de Docentes, un espacio colaborativo con más de 43.400 docentes