2 de octubre de 2020

Sandra Carolina Castillo Acosta. Caracas. República Bolivariana de Venezuela. Docente Universitario Universidad Nacional Experimental de la Gran Caracas (UNEXCA). CEO de la Fundación Educación y Arte Popular. Comunidad de Educadores de la Red Iberoamericana de Docentes.
La prevención es esencial ante el COVID-19; muchos países han adoptados medidas para ello; siendo una de ellas #QuédateEnCasa y lávate las manos; pero urgen campañas para la prevención de aquellos que no pueden lavarse las manos por la carencia de suministro de agua ni quedarse en casa, porque #NoTienenCasa.

Ante la presencia del COVID-19, se implantaron en el mundo como todos y todas ya sabemos, medidas para evitar el contagio; tales como lavarse las manos y quédate en casa.

Al respecto, revisando estadísticas de países de América Latina, existen cantidades de personas que viven en la calle; así que, para ellos el resguardarse en casa o lavarse las manos, es una tarea difícil.

En fecha de 30 de junio de 2020 se publica el Primer Reporte Técnico COVID-19 Personas en Situación de Calle de la Fundación Gente de la Calle de Chile (disponible en https://www.gentedelacalle.cl/wp-content/uploads/2020/07/Reporte-t%C3%A9cnico-FGC.pdf)  destacando que la perspectiva que tiene que trabajarse en tiempos de pandemia es que “ninguna persona duerma en la calle” y señalan allí que “…los anuncios de cuidados universales y prevención de contagio de COVID- 19, no están al alcance de las más de 20.000 personas en situación de calle a nivel nacional, al mismo tiempo que la consigna “quédate en casa”, tampoco tiene lugar en esta población especialmente vulnerada…”(p.3).

Otras publicaciones han reseñado tal situación, una de ellas es la carta difundida el 30 de marzo de 2020, firmada por 28 organizaciones e instituciones sociales de diversos países, entre ellos: Argentina, Brasil, Chile, Costa Rica, México, Perú y Uruguay; dirigida a: ONU, OEA, Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos y al Presidente de la Corte Interamericana de los Derechos Humanos (disponible en: https://www.gentedelacalle.cl/carta-abierta-las-y-los-pobres-de-america-latina-y-el-caribe-estan-en-peligro/),donde explican los peligros que están corriendo los pobres de América Latina y El Caribe ante la pandemia, refieren a la falta del acceso a servicios como el agua y a la cantidad de pobres registrados, señala “…en esta perspectiva, practicar la prevención mediante acciones como trabajar desde la casa, respetar la cuarentena y lavarse las manos, adquiere el carácter de privilegio social…” además señala que va en detrimento de los pobres.

Lo antes expuesto, nos conduce a la reflexión y a coordinar en nuestro andar como docentes; acciones que permitan a estas poblaciones sin casa, contar con mecanismos de protección y prevención ante el COVID-19.

Por tanto, hay que desarrollar iniciativas dónde se ubiquen estas personas, se les explique sobre la existencia del COVID-19; se les dicten charlas para que se prevengan y en sus condiciones puedan tener un mínimo de protección y paralelamente a esto, buscar refugios para ellos ofreciéndoles un sitio donde resguarden su vida.

Dentro de este orden de ideas, se propone la creación de redes y alianzas para que se ejerza una acción docente orientada a la atención de estos “que no tienen casa” y están expuestos al COVID-19; sabemos lo importante de prepararnos para la educación virtual, pero la realidad de nuestra América Latina y El Caribe nos demanda atender a estas poblaciones y allí un gran reto de formación y educación mientras estén en la calle, es transmitirle lo que representa para sus vidas el COVID-19; por eso tenemos que ir a la búsqueda de estrategias para lograrlo; aquí no aplican las redes sociales, ni los entornos virtuales; estas personas no tienen casa, carecen de acceso al agua; menos pueden acceder a internet; pero están en vulnerabilidad.

Es de hacer notar que, proliferan las campañas orientadas a #QuédateEnCasa; miles de post, afiches, inundan las redes sociales; sitios web destinados a orientarnos a cómo quedarse en casa y el qué hacer cuando estamos en casa; pero no se visibilizan campañas de concientizar y sensibilizar a la población, a los maestros, a los futuros profesionales; para atender a los #QueNoTienenCasa. Tampoco se difunden iniciativas formativas y políticas públicas formuladas e implementadas que vayan dirigidas a estos grupos vulnerables; tenemos grandes retos que enfrentar; repensar la disminución de la pobreza más allá de lo que se tenia previsto ante la pandemia en la Agenda 2030; se requieren acciones contundentes, porque estas personas sin casa, están excluidos, sentenciados por una pandemia, cuyo mejor aliado es la prevención y la aplicación de medidas de distanciamiento social y lavarse las manos; las cuales no pueden ser adoptadas por todos y todas.

Entonces, la invitación es a repensar y actuar para el #QuédateEnCasa…para el que no tiene casa.

Palabras claves: COVID-19, Indigencia, Quédate en Casa, Vulnerabilidad.
Fuente foto: https://www.tves.gob.ve/noticias/quedate-en-casa/