30 de noviembre de 2019

Ma. del Socorro Curiel V. Celaya, Guanajuato, México.
La historia de la educación estructurada muestra similitudes con las propuestas innovadoras, pero la sobre saturación de estas últimas parece confundir al docente respecto a diferenciar lo indispensable, lo necesario, lo urgente, lo prescindible, lo importante.

 ¿Cómo llegamos al concepto de aula que hoy tenemos? Retrospectivamente veríamos pasar frente a nuestros ojos el desarrollo de la escritura cuneiforme de los sumeriosque aprendía la clase social privilegiada de los escribas, unos 2,000 años A.C. la notaríamos descontextualizada de lo que hoy llamamos aprendizaje situado, no se jugaba para aprenderlo y no se aprendía por medio de la sola observación, como sucedía con otras actividades principalmente del sector primario que modelaban los padres a los hijos, y los hijos aprendían experimentando aproximaciones sucesivas hasta su dominio o lo que hoy llamamos competencias para la vida. 

 Surgen los “libros de deberes” y la necesidad de transmitirlos a los habitantes de la polis para indicarles el comportamiento esperado de ellos en su interacción con el resto de los ciudadanos, como quizá hoy en día lo hacen los libros de texto oficiales y sus programas educativos. También se reunían en pequeños grupos de discusión, de enseñanza-aprendizaje,con conversaciones sin estructuraen las llamadas “peñas del saber” posteriormente llamadas “academias” con los griegos impartiendo lo que hoy vemos como asignaturas o incluso especializaciones llamadas carrera profesional; matemática, filosofía, medicina, derecho, letras.

 Simultáneamente en otros espacios del mundo se hacía lo propio, con frailes en los monasterios que buscaban la transmisión de los saberes para las nuevas generaciones a través de la escritura de libros. Se fue creciendo en conocimientos sobre el entorno natural y social haciéndose necesario que el Estado asumiera esta actividad democratizándola y socializándola para ampliar las limitadas aportaciones de la familia y ver que se aprendieran los oficios requeridos por la sociedad. Tal como hoy en día todo Plan Nacional de Desarrollo contemplaen el rubro Educación; ampliar cobertura, mejorar calidad y resultar pertinente a las demandas productivas y de crecimiento económico de la nación.

 Los libros formaron una parte muy importante de la transmisión/globalización del conocimiento sólo distinto a lo que llamamos la “sociedad del conocimiento” debido a la ausencia de las tecnologías con que contamos ahora, pero igual se buscaba la difusión, intercambio, discusión de las ideas. Las bibliotecas fueron un tesoro muy importante y valioso,alguna tan famosa como la de Alejandría y otras tan cotidianas como lo es Wikipedia en la web para un buen número de estudiantes.

 Los romanos estructuran una cadena de saberes engranados e interconectados con el perfil de sociedad que había de formar a la sociedad. La escuela, el liceo, la academia, son espacios de discusión de las ideas, donde el principal aprendizaje busca desarrollar la opinión pública como muestra del acuerdo social. ¿En qué momento el aula dejó de ser un espacio para la discusión de las ideas y el acuerdo social de evidente horizontalidad se convirtió en una vertical de autoridad?

 Maestros y alumnos realizaban paseos y a través de la observación de la naturaleza in situ y directa de diversos fenómenos, se generaban las ideas, se discutían, se formulaban postulados y se convertían en teorías y leyes hasta encontrarse con nuevos elementos que validaban o revocaban los anteriores. Hoy buscamos reencontrarnos con este estilo de aprender al que nombramos “clase inversa” buscando primero atrapar la atención de los estudiantes para después esperar que de ello emane interés por buscar la teoría que da soporte a lo observado.

 La educación era aportada por los maestros, “los sabios”, personas muy cultas poseedoras de un gran bagaje cultural. Hoy en día el profesor debe poseer competencias docentes como dominio de las TIC, conocimiento de la asignatura a impartir, didáctica, pedagogía, diseño lúdico de sus clases, construir su entorno personal de aprendizaje para conocer las tendencias educativas, debe diseñar experiencias de aprendizaje situado/contextualizado, conocer del desarrollo psicoafectivo de sus estudiantes, darse el tiempo de observar detenidamente a cada uno de ellos para poder diseñar actividades conforme sus inteligencias múltiples destaquen, evaluar individualmente el nivel de logro obtenido a través de rubricas, necesita que lo que suceda en el aula al final de cuentas forme el pensamiento crítico en sus estudiantes, propiciar el trabajo por proyectos que genere la socialización del conocimiento dentro del equipo y la capacidad del trabajo colaborativo.

 Me asusta darme cuenta, que parece nadie darse cuenta, del reto que significa ser maestro en el siglo XXI. Algunos investigadores opinan que la escuela y por supuesto el aula sigue casi idéntica a la que se generó desde la época de la revolución industrial y que eso no debe seguir así. Analizar la mayoría de los recursos didácticos que emplean las TIC me hace observar la importancia que se le confiere al aprendizaje lúdico.

 Las familias están buscando trasferir a la escuela la formación ética de sus hijos que antes aceptaban les correspondía. Las empresas buscan profesionales con características un tanto lejanas a la currícula; responsabilidad, ética, capacidad de trabajo colaborativo, innovación, resolución de conflictos, organizado, aptitudes interpersonales, habilidades comunicativas. Los gobiernos iberoamericanos de países emergentes requieren individuos con vocaciones científico-tecnológicas con gran capacidad de creatividad e innovación como puntal de su desarrollo.

 Las escuelas desde siempre han existido con la intención de formar a los estudiantes para atender y resolver las necesidades de la sociedad y la adecuación de los individuos hacia la misma, dándoles un perfil de egreso que responda a sus demandas. Nunca antes como hoy, el aula luce desbordada por las demandas que debe atender, por las responsabilidades que se le transfieren.

 Será que el aula vive un momento histórico para tomar un respiro, revisar su pasado, globalizar su presente en cuanto a las accionesque produzca crecimiento integral del propio individuo, crecimiento y responsabilidad social hacia terceros, sustentabilidad hacia el medio ambiente y conforme a ello trazar su ruta prospectiva que nos permita ser/estarrealmente mejor.