8 de septiembre de 2022

María de los Angeles Aguiñaga Villaseñor. Santiago de Querétaro México.Comunidad de Educadores de la Red Iberoamericana de Docentes.

Cuando pensamos en educación, generalmente la asociamos con la educación formal de niños, adolescentes y jóvenes. Si bien ellos son los principales beneficiados de la educación según el derecho internacional de los derechos humanos, hoy en día, a los adultos también se los reconoce para ejercer esa facultad. El derecho a la educación es como todos los derechos humanos, es universal y se aplica de todas las personas, independientemente de su edad.

Introducción.

Según el derecho internacional, los objetivos de la educación incluyen “el pleno desarrollo de la personalidad humana y del sentido de su dignidad” y “capacitar a todas las personas para participar efectivamente en una sociedad libre”. La educación de los niños no basta para alcanzar estos objetivos (ni los otros objetivos de la educación bajo el derecho internacional). Por lo tanto, el derecho a la educación reconoce la importancia de la educación como un proceso de toda la vida. Los primeros años son fundamentales para este proceso, donde cada nivel de educación sienta las bases para la educación posterior a lo largo de toda la vida de la persona.

Desarrollo

El término lifelong learning o aprendizaje a lo largo de la vida se refiere a la educación que se cursa a la par y posteriormente de los grados académicos. Comprende todas las actividades de aprendizaje en la trayectoria educativa de una persona con el objetivo de aumentar el conocimiento y mejorar las competencias personales, cívicas, sociales y de empleabilidad. Su principal diferencia con la educación tradicional que recibimos en escuelas y universidades consta en que este tipo de aprendizaje es completamente voluntario y electivo. La meta principal es la mejora personal continua y se impulsa a través de la motivación del estudiante, que elige las habilidades específicas a desarrollar para su provecho propio.

El aprendizaje y la educación de adultos es un componente básico del derecho a la educación y el aprendizaje a lo largo de toda la vida. Comprende “todas las formas de educación y aprendizaje cuya finalidad es lograr que todos los adultos participen en sus sociedades y en el mundo del trabajo. Designa el conjunto de todos los procesos educativos, formales, no formales e informales, gracias a los cuales personas consideradas adultas por la sociedad a la que pertenecen desarrollan y enriquecen sus capacidades para la vida y el trabajo, tanto en provecho propio como en el de sus comunidades, organizaciones y sociedades.” (UNESCO, 2016)

Para la UNESCO (2016a) la meta del aprendizaje y la educación de adultos es dotar a las personas de las capacidades necesarias para ejercer sus derechos y hacerlos efectivos, y hacerse cargo de su propio destino. Promueve el desarrollo personal y profesional, propiciando así una participación más activa de los adultos en sus sociedades, comunidades y entornos. Igualmente, fomenta el crecimiento económico inclusivo y sostenible y la creación de perspectivas de trabajo decente para las personas. Es por lo tanto una herramienta esencial para atenuar la pobreza, mejorar la salud y el bienestar y contribuir a edificar sociedades del aprendizaje sostenibles.

Así mismo los objetivos del aprendizaje y la educación de adultos se enlistan a continuación:

·  Desarrollar la capacidad de las personas para pensar de forma crítica y actuar con autonomía y sentido de la responsabilidad.
·  Reforzar la capacidad para afrontar y configurar las evoluciones que se producen en la economía y en el mundo laboral.
·  Contribuir a crear una sociedad del aprendizaje en la que cada individuo tenga la oportunidad de aprender y participar con plenitud en procesos de desarrollo sostenible, y aumentar la solidaridad de las personas y las comunidades.
·  Promover la coexistencia pacífica y los derechos humanos.
·  Fomentar la resiliencia en los adultos jóvenes y en los mayores.
·   Sensibilizar a la opinión pública acerca de la protección del medio ambiente.

En la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible establecida en la asamblea general de las Naciones Unidas en el 2015, se establece en el objetivo número 4 (garantizar una educación inclusiva y equitativa de calidad y promover oportunidades de aprendizaje permanente para todos), que para el año 2030 se busca aumentar considerablemente el número de jóvenes y adultos que tienen las competencias necesarias, en particular técnicas y profesionales, para acceder al empleo, el trabajo decente y el emprendimiento, así como, asegurar que todos los jóvenes y una proporción considerable de los adultos, tanto hombres como mujeres, estén alfabetizados y tengan nociones elementales de aritmética.

Los adultos entran (o vuelven) al sistema de educación por varios motivos, por ejemplo, para:

·  Reemplazar la enseñanza primaria o secundaria que no tuvieron o que abandonaron;
·  Adquirir habilidades básicas de educación, como la lectura, escritura y aritmética;
·  Adquirir formación y conocimientos profesionales con miras a adaptarse a las nuevas condiciones del mercado de trabajo o para cambiar de carrera o para el desarrollo profesional permanente;
·  Seguir aprendiendo como parte del desarrollo personal o por placer;
·  Participar plenamente en la vida social y en los procesos democráticos. 

Además de los beneficios conseguidos de lo arriba mencionado, la educación de adultos también ayuda a:

·  Gozar de otros derechos humanos como, por ejemplo, el derecho al trabajo, a la salud y a participar en la vida cultural y en los asuntos públicos.
·  Capacitar a los adultos económica y socialmente marginados a entender, cuestionar y transformar, mediante la conciencia crítica, los motivos de su marginación, incluido salirse ellos mismos de la pobreza.
·  Desarrollar las habilidades y los conocimientos necesarios para participar en la sociedad.
·  Facilitar la ciudadanía activa. 

En México se fundó el INEA (Instituto Nacional para la Educación de los Adultos), el cual atiende a personas mayores de 15 años que por alguna situación no tuvieron la oportunidad de aprender a leer o a escribir. Su misión es normar, promover, desarrollar y brindar servicios de alfabetización, educación primaria y secundaria; así como facilitar la formación para el trabajo, para que jóvenes y adultos incrementen sus capacidades, eleven su calidad de vida y contribuyan a la construcción de una sociedad más justa y equitativa. Así mismo, uno de sus objetivos principales es el de asegurar que las personas adultas que lo requieran tengan la oportunidad de alfabetizarse o concluir la educación primaria y secundaria.

El INEA desde el 2014 al 2018 el INEA promovió la Campaña Nacional de Alfabetización y Abatimiento del Rezago Educativo con la cual se convocó a alfabetizadores, asesores educativos, enlaces docentes, promotores, aplicadores de exámenes, etc. En estas actividades también se incluyó a los adultos mayores, no obstante, el porcentaje de esa población que se involucró fue muy baja. En la actualidad en México ha aceptado el hecho de que existen varios tipos de aprendizaje a lo largo de la vida de acuerdo con los espacios donde se obtienen y su rigor, ya se están llevando programas para incorporar a los adultos mayores. 

Conclusiones.

Más allá de la educación que recibimos en los espacios designados, el aprendizaje a lo largo de la vida es una herramienta crucial para ser constantemente relevantes en fuerza de trabajo y en la vida diaria. Nos ayuda no solamente a hacer mejor nuestro trabajo y a crecer profesionalmente, sino también a conservar la capacidad de obtener habilidades y mantener nuestra mente sana, activa y lista. Construir una sociedad más incluyente es responsabilidad de todos los que deseamos llegar un día a la edad dorada sin ser aislados del mundo al que todavía tenemos derecho.

Referencias bibliográficas

García-Bullé, S. (2021, 16 febrero).
¿Qué es lifelong learning y en qué consiste? Observatorio | Instituto para el Futuro de la Educación. Recuperado 30 de junio de 2022, de https://observatorio.tec.mx/edu-news/aprendizaje-a-lo-largo-de-la-vida-lifelong-learning
Gobierno de México. (2017, 19 septiembre). Instituto Nacional de la Educación para Adultos. Recuperado 2 de julio de 2022, de https://www.gob.mx/inea
UNESCO. (2016). Recomendación sobre el Aprendizaje y la Educación de Adultos. https://unesdoc.unesco.org/ark:/48223/pf0000245179_spa
Right to Education Initiative. (2022). El aprendizaje y la educación de adultos. Iniciativa por el derecho a la educación. Recuperado 2 de julio de 2022, de https://www.right-to-education.org/es/issue-page/th-mes/el-aprendizaje-y-la-educaci-n-de-adultos
Naciones Unidas (NNUU) (2015b): Transformar nuestro mundo: la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, Resolución aprobada por la Asamblea General el 25 de septiembre de 2015. Disponible en: https://www.un.org/ga/search/view_doc.asp?symbol=A/RES/70/1&referer=/english/&Lang=S [Consulta: 02 de julio de 2022]