22 de marzo de 2020

Mixzaida Yelitza Peña Zerpa
Caracas- Venezuela
Comunidad de Educadores de la Red Iberoamericana de Docentes.
Cada 22 de marzo se celebra el Día Mundial del Agua con muchas noticias relacionadas con el impacto positivo y/o negativo del agua dentro de las poblaciones del mundo entero. Unos observaron y otros escucharon, pero pocos actuaron: las medidas no fueron implementadas en su momento.

Con el tiempo llega nueva enfermedad “El COVID-19” que no solo visita de manera pasajera sino circula entre nosotros infectando a más de 203.617 personas de 160 países, según estadísticas publicadas en periódicos (El país, 2020). No sabemos el tiempo de permanencia de la enfermedad en cada país, lo que sí sabemos es que la misma se puede mitigar mediante el uso del recurso agua.

Muchos presidentes se enfrentan a esta problemática mundial: la falta del agua y el coronavirus. Países pobres como Venezuela apuntan hacia medidas más rudimentarias: trasladar el agua por medio de camiones (cisternas) a las zonas necesitadas.

La principal medida de prevención está dada por la Organización Mundial de la Salud: “Lávese las manos a fondo y con frecuencia usando un desinfectante a base de alcohol o con agua y jabón”, pero ¿cómo lo hacemos si no contamos con el recurso agua? Es la pregunta que nos hacemos algunos venezolanos. La opción del agua es barata en comparación con el gel (desinfectante).

Ante el brote del Coronavirus, el miedo, la ansiedad y la preocupación se apodera de los habitantes de zonas que no cuentan con el vital líquido de forma continua (por tuberías). “En los hospitales, dicen, no solo carecen de medicamentos, equipos quirúrgicos y artículos de atención primaria, como mascarillas, sueros y termómetros, o de una infraestructura medianamente operativa. Les falta lo esencial: el agua” (VOAnoticias, 2020). El informe de Bachelet, publicado en junio de 2019, mencionó el agua entre los “factores subyacentes determinantes de la salud” que faltan en los hospitales de Venezuela. Entonces, ante la ausencia del agua se ve difícil controlar eficazmente la pandemia en nuestro país.

Hasta el día martes 17 de marzo de 2020, Venezuela contaba con 36 casos de infectados. El presidente declara estos casos como importados (personas que ingresaron al país después de realizar algún viaje hacia el exterior). Pero, con la presencia de riesgos sanitarios (falta de agua), es lógico aumentar las restricciones para la población venezolana: “cuarentena social en todo el territorio nacional”. Si no contamos con el vital líquido tenemos que restringir la circulación de las personas al máximo.

Mientras tanto, otros países europeos como Francia, optan por suspender el pago del servicio del agua. En el caso de España implementa medidas para la protección de infraestructuras críticas para asegurar el abastecimiento de la población y los servicios esenciales.

Pero, no todo es malo!

Al mismo tiempo, por medidas de cuarentena, el Coronavirus ha alejado al ser humano (turistas) de los cuerpos de agua. Se ha logrado recuperar parcialmente las aguas. Ahora son cada vez más claras. Es el caso de Venecia, las aguas se ven más cristalinas porque el sedimento se deposita en el fondo debido a la disminución del tráfico de góndolas que trasladan a turistas.

Por otro lado, los habitantes han valorado más el recurso agua. Creativamente buscan la forma de cómo administrar eficientemente este recurso natural. Es un lujo el despilfarro. Estamos aprendiendo ante esta grave situación que nos afecta a todos. Unos más que otros por no contar con el vital liquido. 

No es tarde para comenzar a crear una verdadera cultura científica que involucre a toda la sociedad y sus actores correspondientes en el manejo eficiente del agua. Es importante que la población: las familias, personas de los centros de trabajo y centros educativos estén informados e involucrados en acciones claras desde sus contextos. No es el trabajo de uno sino de todos.

Referencias:
Clarín internacional (2020). Medio ambiente. La otra cara del coronavirus en Italia: los canales de Venecia, con el agua cada vez más cristalina, peces y hasta cisnes. Clarín internacional. Disponible: https://www.clarin.com/internacional/cara-coronavirus-canales-venecia-agua-vez-cristalina-peces-cisnes_0_mYYed5Fd.html [Consulta: 2020, Marzo 18]

Rabascall Núñez, A. (2020). El miedo al coronavirus en Venezuela: “¿Qué hago con mascarillas, si no tengo agua o luz?”. VOA Noticias. [Noticia en línea].Disponible: https://www.voanoticias.com/a/el-miedo-al-coronavirus-en-venezuela-que-hago-con-mascarillas-si-no-tengo-agua-o-luz-/5312984.html [Consulta: 2020, Marzo 18]

Zafra, M. y otros (2020). La crisis del Coronavirus. El país Disponible: https://elpais.com/sociedad/2020/03/16/actualidad/1584379038_891570.html[Consulta: 2020, Marzo 18]

Foto. Personas usan máscaras protectoras como precaución contra la propagación del nuevo coronavirus recolectan agua de una boca de riego, en Caracas, Venezuela. foto tomada de VOAnoticias, 17 de marzo de 2020.