29 de julio de 2019

Pedro Antonio Rosales Jaillet. Siempre es difícil enseñar el método científico; esta situación quizá sea debido a que a menudo explicar cada etapa resulta complejo, porque los ejemplos que utilizamos como profesores en general abordan problemas que al alumno no le resultan de interés o bien desde su perspectiva no son problemas científicos que necesiten una respuesta.

También se olvida como profesor el desarrollo cognitivo del alumno al momento de enseñar el método científico, y es que en este sentido hay que considerar las habilidades de pensamiento que se han desarrollado y con base en ello poder adecuar la enseñanza del método a la edad de los alumnos.

Y otro punto importante, el tener alumnos brillantes no siempre garantiza que comprendan como se aplica el método científico, porque lo que importa es como se aborda el método, más que la comprensión de cada etapa “per se”. Así entonces, enseñar este tema que es la base de todo el conocimiento científico representa un reto, más para el profesor, que para los alumnos.

...

Seguir leyendo y comentar

Requiere el registro gratuito en la Red Iberoamericana de Docentes, un espacio colaborativo con más de 40.600 docentes

Un Congreso para pensar el mundo del mañana y la educación de hoy. Es virtual PARTICIPA

Congreso Digital